• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

'Enigmas exactos: Carlos Chevilly y la naturaleza muerta moderna'

TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge la exposición 'Enigmas exactos: Carlos Chevilly y la naturaleza muerta moderna'. Esta muestra se podrá visitar en este centro de arte contemporáneo hasta el 9 de septiembre, de martes a domingo, de 10:00 a 20:00 horas.

Tal vez por el carácter innovador de su pintura, que prolonga las corrientes de la neofiguración y del denominado realismo mágico de la pintura europea de entreguerras en la difícil década de los años cuarenta y cincuenta; o quizás porque su dedicación a la pintura representa, como ningún otro ejemplo, la dignidad del oficio del pintor, el artista Carlos Chevilly de los Ríos (Santa Cruz de Tenerife 1918-1978) ha merecido el beneficio de la admiración y el respeto de varias generaciones de artistas e intelectuales canarios.

Su actitud silenciosa -y hasta podríamos decir que su parcial olvido-representa, en cierto modo, el silencio y la pobreza cultural de la posguerra española. Y la elección de los motivos de su pintura -objetos pequeños, inanimados, elementales, como un vaso de agua, un limón, una jarra o una caracola- responde tanto a la austeridad de su carácter vital, como de la época que le tocara vivir.

Pocos pintores en Canarias han sabido llevar tan lejos el género de la naturaleza muerta como Carlos Chevilly, pues sus cuadros, generalmente de pequeño formato, han sabido mostrar de forma elocuente la extrañeza que descansa en los objetos cuando estos se encuentran solos, inertes y ordenados sobre una mesa; cuando el espacio y el tiempo se detienen sobre el tejido cromático de unos cuantos elementos; o cuando lo importante de la cosa representada no es la perfección técnica, ni la verosimilitud con el modelo, sino alcanzar su intimidad escondida.

Esta exposición no pretende ser una antológica de la obra de Carlos Chevilly, pues solo aspira a detenerse en un aspecto concreto de su trayectoria creativa: sus trabajos realizados en el medio siglo, momento en el que su pintura se detiene en el estudio y perfeccionamiento de la naturaleza muerta y del retrato. Con todo, esta exposición muestra el mayor número de obras que haya podido verse reunida hasta hoy, de forma que ofrece una idea absolutamente cabal del pintor. Asimismo, sus trabajos se contemplan, aquí, no solo individualmente, sino en relación con la de algunos otros protagonistas de su contexto artístico, de forma que exhibimos obras del pintor canario junto a la de autores como Mariano de Cossío, Ramón Gaya, Pedro de Guezala, Morandi o Benjamín Palencia, entre otros.

Isidro Hernández Gutiérrez, comisario.