• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

'The Witch and The bitch'

Autor: Mariokissme y Mariana Echeverri

Comprar

E47724eafe
The Witch and The bitch
The Witch and The bitch

TEA Tenerife Espacio de las Artes inaugura el martes 16 de mayo, a las 20:00 horas, una nueva exposición en Área 60, The Witch and The bitch, de Mariokissme y Mariana Echeverri. La muestra que es de entrada libre y que está comisariada por Raisa Maudit, se podrá ver en este espacio de manera gratuita hasta el 3 de septiembre, de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas. La exposición se inaugura con una performance de Mariokissme -titulada 'Herejía de amor'.

The Witch and The bitch tiene que entenderse como un acto mágico al mismo  tiempo que como un acto de disidencia. Como un espacio onírico desde el que trabajar y desmontar ejes de opresión que sustentan el Status Quo y que se han construido desde los sistemas coloniales y heteropatriarcales  sobre los cuerpos e identidades no hegemónicos.

Es una exposición que no es exposición, que es akelarre, que es una conjura separada de su espacio tiempo, en el que el propio proceso de trabajo entre comisaria y artistas se convierte en  exposición. Las obras de los artistas se funden entre si diluyendo su individualidad para generar un todo, enlazándose conceptualmente y escenográficamente. Por un lado el trabajo de Mariokissme aborda la representación de la feminidad y su constructo de género desde un punto de vista queer, de intensa belleza abyecta, reminiscencias kitsch,  y fragilidad. Mario desmonta la iconografía y simbología ritual de lo maldito y lo excluido desde la homosexualidad y el postcolonialismo. Por otro lado el trabajo de Mariana Echeverri construye un imaginario propio a través de la alquimia de lo sexual, lo salvaje, lo visceral, de la búsqueda y la unión, de la intimidad y lo sensorial a través de esculturas-máquinas y propuestas que hibridizan la experiencia extra-corpórea a través de otras construcciones, en la búsqueda de un fin elevado, una maquinaria del placer.

Se trata de una declaración de intenciones que comienza con la forma de una exposición pero que irá completándose  y mutando a través del tiempo en que esté abierta al público. Un público que no será espectador, sino un viajero que atravesará un lugar de misteriosas características y sensualidades latentes. The Witch and The bitch efectivamente se trata de una declaración de intenciones desde la magia, se trata de destruir normas para construir otras de carácter absolutamente subversivo.