• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

Edificio

El edificio se centra en una serie de elementos diagonales en planta y unos suelos inclinados que incluyen una rampa, de manera que el espacio público penetra en el edificio y confluye en el patio. Los arquitectos han trabajado en un concepto donde los diferentes espacios y actividades se entremezclan. Los diferentes edificios y entradas que conforman el espacio cultural aparecen así entrelazados y conectados, sin perder por ello su singularidad dentro del conjunto. En este caso, el edificio, al igual que el barranco junto al que se sitúa, enlaza con los edificios y niveles que lo rodean y sus volúmenes geométricos tendrían que ver con la estratificación y los planos y líneas del paisaje en el que está enclavado. De esta forma, da respuesta a las dificultades que una gran infraestructura como esta supone desde el punto de vista urbano, estético, topográfico y geográfico.

122566090119474

Este espacio cuenta con una singular decoración de pequeños vanos acristalados. Se trata de unos 1.200 cristales de 720 medidas y formas distintas en las fachadas que consiguen para el edificio una piel muy atractiva y dinámica desde el punto de vista visual. Estos se obtuvieron a partir del tratamiento digital de una referencia vinculada con Canarias: el pixelado ampliado de una fotografía de los reflejos del sol sobre el mar, aplicada al hormigón de las fachadas y a la apertura de huecos, que confieren una iluminación muy singular al edificio. Con ellos se consigue una peculiar distribución de la luz natural que se combina con una gran malla de hilos de luz a modo de lámparas.

Desde el acceso principal, y descendiendo por la escalera de caracol de la entrada, se llega a la cafetería, junto a las columnas que flanquean dos ascensores. Frente a esas columnas, se encuentra la Biblioteca y un amplio espacio que dará a una cristalera hacia la calle San Sebastián, con una zona flanqueada por seis palmeras de ocho metros, sobre cada una de las cuales habrá una claraboya que les otorgará luz natural. Asimismo, colgando hacia esta zona verde, caerá una enredadera que formará parte de la fachada interior, otorgando al usuario la sensación de estar dentro de un recinto ajardinado.

Si sólo se desea visitar La Tienda de TEA, se puede hacer desde otro de los accesos exteriores. La intención es que los ciudadanos hagan suyo el espacio y que el centro se integre en la vida diaria de los tinerfeños, con el simple uso de la pasarela que conectará los niveles del puente con el nivel más bajo del barranco, uniendo con ella ambas alturas. De esta manera, el edificio se acopla al contexto del paisaje social en el que los recorridos públicos y los suelos en pendiente penetran en diversos puntos del centro y lo conectan con la ciudad.

Los 20.622 metros cuadrados de TEA se completan con un amplio espacio en el que estará ubicada la Biblioteca de la Red Insular. En ella habrá una zona específica para el público infantil, sala de lectura y préstamo.